SANTYAGO: Modelismo y Miniaturas

SANTYAGO: Modelismo y Miniaturas

miércoles, 6 de octubre de 2010

" EL DUENDE DEL LAGO"

Cicely Mary Barker , la artista que creó la más fantástica colección de ilustraciones sobre el mundo de las Hadas de las Flores , nació en Croydon , al sur de Londres , en 1.895 . Miembro de la Sociedad Artística de Croydon , la joven Cicely aprendió a observar la naturaleza , a captar todo su esplendor y fuerza vital y a reproducirla en maravillosos cuadros llenos de colorido e ilusión . A los 16 años , publicó su primer trabajo , una magnífica colección de postales que le supuso un notable éxito y popularidad lo que le empujó definitivamente a dedicarse por entero al arte durante el resto de su vida .


Las Hadas de las Flores (FLOWER FAIRIES) , es una maravillosa combinación de realidad y fantasía . Representan la creación más personal y popular de la autora , dotada de un gran talento para captar hasta el más mínimo detalle , que se vio  reflejado en maravillosas acuarelas donde se reproducían las flores y las plantas de su Inglaterra natal con una mirada tan estricta como la del botánico más exigente . Al mismo tiempo , inspirándose en la naturaleza que le rodeaba , creó unas encantadoras figuras de hadas y duendecillos con los que logró recoger como nadie la gracia y el inocente encanto de los niños .


Los hogares de estos seres fantásticos son tan variados como ellos mismos , pues habitan en los bosques , en los ríos , lagos , mares y en las grutas ; pero también en los hogares y los jardines de los hombres , a quienes protegen y conceden los dones más maravillosos .
Estos fantásticos seres comparten los secretos de la naturaleza , secretos que forman parte de un mundo de leyendas , encantamientos , prodigios y misterios que atraen de forma irremediable a los humanos , fascinados por este universo invisible que se halla a medio camino entre el mundo real y los sueños .



Desde mi anterior trabajo relacionado con el tema fantástico  , “El Tesoro de los Duendes” , me había quedado “el gusanillo” de crear otra escena basada en la obra de tan ilustre artista pero introduciendo esta vez la novedad del agua y  –a  ser posible- un árbol más completo y perfeccionado que el anterior , demasiado esquemático para mi gusto .




En principio , conseguir las ramas necesarias para configurar el arbolito me parecía una tarea harto rutinaria , aunque pronto me dí cuenta de que no lo sería tanto cuando un buen día , haciendo la compra en un Hipermercado con mi esposa , ví  con sorpresa una interesante oferta de pequeños “bonsáis” de formas muy curiosas  -pero realistas para la escala que yo requería , aproximadamente 70mm-  por tan sólo 6 Euros la unidad . De inmediato adquirí dos de ellos si bien no tardé en arrepentirme por no haber comprado alguno más ya que se agotaron en pocas horas . Tal fue el éxito de aquella curiosa e inusual oferta .

Nada más llegar a casa cogí el que tenía la forma más adecuada para mi proyecto y después de limpiar a fondo todas la raíces bajo un fuerte chorro de agua lo dejé secar durante bastantes días . Seguidamente le dí “a conciencia” varias capas de Laca Extrafuerte para el cabello de un spray desechado por mi mujer hacía tiempo precisamente por lo fuerte que era , con el objeto de “matar” la materia orgánica y conseguir una especie de “plastificado” que me garantizara una larga vida de la madera sin riesgos de corrupción o visitas inesperadas de bichitos o larvas . Posteriormente , y después de un ligero “baño” con Tamiya-Putty disuelto en acetona , procedí con una serie de lavados al óleo con Tierra Siena Tostada y Sombra Tostada , así como toques puntuales de Verde Oliva .



Seguidamente , confeccioné unas plantillas con multitud  de hojitas dibujadas  que fotocopié en gran cantidad para tener un remanente utilizable en futuros proyectos . Dado que el tema era de Fantasía no consideré necesario un dibujo “hiper-realista” de las hojas y me pareció suficiente una forma estándar teniendo en cuenta la gran cantidad de ellas que iba a necesitar. Para facilitar la visión de las hojitas durante el recorte , se me ocurrió pintarlas ligeramente con una capa de rotulador verde tipo STABILO-MARKER , después de lo cual procedí a pegarlas  a las ramas del árbol  -una a una-  en forma de ramilletes de 3 ó 4 unidades con pequeñas gotas de cola blanca . La labor de pintura sí que resultó tediosa ya que al estar tantas hojas pegadas muy juntas , los ojos me bizqueaban y ya no veía ni tan siquiera la punta del pincel . Además , cada hoja , o al menos la inmensa mayoría de ellas , recibieron tres capas de pintura , una base VERDE OSCURO , un lavado VERDE OLIVA CLARO y otro puntual de AMARILLO CLARO o mezcla de AMARILLO+VERDE . Finalmente , le dí una rociada a bastante distancia (30-40cms) de barniz satinado para imitar la apariencia de humedad .


No sé si a estas alturas habré comentado que la idea básica para la escena era la de un duendecillo del bosque  (descartado de mi anterior Diorama para no sobrecargar  de figuras la escena)  que se encuentra al borde de un pequeño lago  (más bien charca)  escuchando atentamente las historias o leyendas del venerable “Rey Rana” , vetusto morador del lugar . He de reconocer que también se me pasó por la cabeza la idea de ponerle una coronita a la rana pero fue  descartada para salir de la rutina de los cuentos infantiles por lo típico y evidente .

La realización del agua , me daba un cierto respeto ya que ocuparía un espacio bastante importante de la escena  -casi el 40%  . En esos momentos tan sólo disponía de un bote de Agua Artificial de NIMIX , de un sólo componente  que había que licuar al “baño María” y que si bien su color me iba de fábula con la idea del proyecto , su aspecto blando y “gomoso” al secar el producto  (hice una prueba previa poco satisfactoria)  me desilusionó bastante por lo que decidí ponerme en contacto con Miniaturas Andrea para pedirles su Agua Artificial que según comentarios de varios  colegas de confianza me decían que valía la pena si bien el precio era un poco elevado . Tenían razón en las dos  cosas  .


                             
Sobre una tablita de conglomerado de 19 x 12 cms ,  con un grosor de 1,5 cms , dibujé la situación de todos los elementos que compondrían la escena y coloqué pequeñas bolitas de “BLUE-TACK” para hacerme idea de los volúmenes junto con las tablitas de madera de balsa que delimitarían el espacio útil . Seguidamente , comencé a modelar el terreno con la siempre versátil pasta de madera para la superficie , quedando los bajos rellenados con “papel-maché” para aligerar peso.  Cabe decir que para hacer coincidir las miradas del duende y la rana tuve que hacer una pequeña pendiente desde el nivel superior hasta el borde de la charca . En el fondo , se pegaron a discreción mediante cola blanca disuelta en agua  ,  piedrecitas y arenilla como la utilizada para el “aseo” de los gatos , piedras algo más grandes  -pero no mucho más-  modeladas con Milliput  , pequeños trocitos de esponja y musgo de Finlandia de Modelismo Ferroviario y un par de ramilletes de plantas acuáticas a modo de juncos confeccionados con pelos de brocha vieja . A continuación se colocó en el centro de la charca la gran piedra sobre la que se asentaría el “Rey-Rana” –modelada con un trozo sobrante de pasta FIMO horneada  y se marcaron las huellas para evitar futuros problemas de ajuste . Cabe decir que la “ranita” no es más que una diminuta goma de borrar adquirida en una tienda infantil con gran surtido de estas cosas . Ya veis que uno puede encontrar cosas muy útiles en los lugares más inesperados .

El terreno del fondo de la charca se pintó tal y como iba a quedar definitivamente ya que , una vez vertida la resina , no habría posibilidad de correcciones si bien el resto del terreno también recibió unas capas de color base y algo de césped estático para ser trabajado y detallado posteriormente . Dado el ambiente húmedo a representar y con el objeto de mantener una homogeneidad cromática , opté por tonos amarronados y verde-musgosos , con luces en MARRÓN CLARO , MARRÓN DORADO y BEIGE . También se procedió con el pincel-seco a discreción añadiendo a los colores básicos antes mencionados cantidades puntuales de BLANCO o AMARILLO DORADO .

El vertido de resina se hizo en 3 fases de 0,5 cms de grosor  cada una separadas unas 24 horas aproximadamente entre capa y capa con lo que la aparición de burbujas apenas se evidencia .



La “piscina”  se confeccionó mediante láminas de plasticard obtenidas de calendarios publicitarios , forradas con plastilina previamente aplastada con un rodillo de plástico , puesto que la plastilina , al ser un material digamos … “grasiento” o “aceitoso”, impide la adherencia de la resina sintética fresca y facilita enormemente el desmontaje posterior tras el secado y endurecimiento de la misma .

La rana se pintó no sin problemas ya que , queriendo ser un poco original , busqué referencias de colores llamativos en diversas páginas dedicadas a las Ciencias Naturales en INTERNET , pero casi todos los esquemas que me gustaban correspondían a especies altamente venenosas o no “casaban” con el aspecto general que yo buscaba para la escena , por lo que finalmente opté por el clásico verde común , mezclando VERDE OSCURO , VERDE OLIVA y AMARILLO CLARO con ligeros perfilados en VERDE OSCURO (casi NEGRO) . Al final , también recibió una ligera rociada de barniz  para darle aspecto de piel húmeda . Aquí cabe hacer un inciso y es que , al ser de goma , hubo que proceder con sumo cuidado durante su manipulación pues  -aunque se había hecho una imprimación con  “Tamiya-Putty”  y una ligera capa de “Andrea Spray-Primer” – la pintura acrílica de Vallejo tenía tendencia a agrietarse y desconcharse por lo que el trabajo de pintura se realizó con la ranita pinchada en un palillo de coktail justo por la zona que iba a ir pegada a la piedra y así quedaba disimulado el orificio.


Y llegó la hora de la verdad !!!
Le tocaba el turno de pintura al famoso Duende . Para ello , le dí la consabida capa de imprimación ya que estas figuritas vienen pre-pintadas de serie y al ser de resina-cerámica , el acrílico no agarra todo lo bien que sería deseable , más bien resbala mucho .

Para no aburriros con los súper-repetidos esquemas y referencias de colores , os remito a las fotos ya que a veces experimentando mezclas surgen de improviso las sorpresas y los colores definitivos . Baste decir que utilicé exclusivamente colores de Vallejo MODEL-COLOR tanto para la ropa como para las carnaciones  basándome en colores como ROJO , MAGENTA , NARANJA , FLESH , MARRÓN ROJO y MARRÓN DORADO .

Una vez situada la figura en el lugar elegido y  previamente marcado sobre el terreno aún fresco , espolvoreé un poco de césped estático , se colocaron algunas  piedrecitas más y pequeñas flores secas fijando todo con cola blanca disuelta en agua . Seguidamente , mediante sucesivos lavados con MARRONES y VERDES y después de dar luces puntuales con mezclas de VERDE CLARO y AMARILLO DORADO , se procedió a “homogeneizar” –cromáticamente hablando- todo el terreno .




 
NOTA:
                 Poco después de la celebración del Certamen de Modelismo “LEON RAMPANTE” en San Lorenzo del Escorial , en la que tuve el honor de ser premiado con un BRONCE en el apartado de  “ESCENAS DE FANTASIA” , me encontré en un bazar de esos de “TODO A 1 EURO” una figurita en plástico blando que representaba un pequeño cervatillo y que me pareció ideal para completar esta viñeta dándole un aire más bucólico si cabe ( sin  caer en la ñoñería ) , por lo que decidí incluirla “a posterirori” ya que considero que todos los trabajos en nuestra afición deberían dejar siempre una pequeña ventana abierta para posteriores modificaciones que pudiesen enriquecer la idea original .

Como ya dije en la presentación de este Blog, me gustaría dedicar este segundo artículo a mi madre, que también  compartió conmigo muchos de mis éxitos , animándome en los momento difíciles y 
apoyándome siempre en mi afición.
   

No hay comentarios:

Publicar un comentario